miércoles, 26 de abril de 2017

LOS BENEFICIOS DE LA PUREZA MORAL

«Dios nos ha llamado a vivir vidas santas, no impuras»
(1 Tesalonicenses 4:7).

Hoy en día mucha gente, aun personas que dicen ser creyentes, viven como si el Padre nos hubiera llamado a vivir vidas impuras. Estimulan los deseos sensuales, luego toman decisiones basadas en esos deseos y después alegan que es imposible superar la tentación sexual y, por ende, sufren las consecuencias. Algunos hasta culpan a Dios por no impedir su pecado.

De los centenares de casos comunes sobre este tema, cito solo tres ejemplos:

«Jóvenes  con vidas desequilibradas debido al pecado. Se ha apartado de los caminos del Padre, pero desean regresar, pero algo en sus vidas se los impide y se sienten avergonzados. Dicen que su debilidad es la fornicación. Además, tienen problemas con la pornografía ya que han visitado frecuentemente páginas pornográficas en Internet. Y no puedo escapar de esta atadura. Necesitan ayuda para poder ser librados de eso y ser verdaderos hijos del Padre Celestial».

Otro caso es de una joven que escribió después de haber asistido a una confraternidad y concierto cristiano:
«La joven había pedido al Señor que durante el concierto pudiera conocer al hombre que Dios tenía para su vida. La joven se sentó a  lado de un muchacho durante el concierto y la predicación. Intercambiaron teléfonos y al mes salieron, pasearon, cenaron, conversaron y finalmente tuvieron un encuentro sexual».
¡Ahora ella desea saber si este chico es el había esperado durante tanto tiempo y por quien le había estado pidiendo a Dios!

¿Cómo aconsejaríamos al siguiente joven que está agobiado por la vergüenza y desea dejar su pecado?
«Un joven se siento muy avergonzado por todo esto, pero pide ayuda con un consejo. Hace tres años, conoció a una chica mayor que él y empezaron a seducirse telefónicamente. Luego, vieron pasaron al manoseo. A escondidas, se tocaban y practicaron sexo oral. Se propusieron casarse, pero ella le dijo que en realidad ya no le ama lo suficiente. Fue el joven quien la sedujo y terminaron haciendo algo de lo que después se arrepintieron. ¿Qué se puede hacer?, dice él. El joven siente un “llamado de Dios” y en realidad él desea abandonar esa conducta, pero hace lo que no quiere hacer».

Las tres son situaciones típicas, y hay centenares de buenos jóvenes con buenas intenciones que caen en la fornicación o bien en la trampa de la pornografía. Existen muchos artículos y prédicas sobre el daño que produce la pornografía, incluso hay páginas electrónicas dedicadas al tema. (Una de las mejores es: purelifeministries.org. Hay una parte de esa página WEB, que se llama recursos en español que contiene artículos, preguntas y respuestas y hasta un libro para descargar).

Pero ¿qué podemos decir de los beneficios de mantenerse puro? Es mi deseo en estos escritos resaltar los beneficios, las ventajas, los frutos y los resultados de la pureza moral.

Hay varios pasajes en el Nuevo Pacto que establecen lo que el Padre Celestial desea para sus seguidores. Al leer estos pasajes es importante recordar que en la Biblia todos los mandatos se dirigen a nuestras debilidades y no a nuestros puntos fuertes. Por ejemplo, si fuera fácil vencer la impureza sexual, no habría necesidad de estos mandatos tan directos:

«La voluntad de Dios es que sean santos, entonces aléjense de todo pecado sexual» (1 Tesalonicenses 4:3).

«Huye de todo lo que estimule las pasiones juveniles […]» (2 Timoteo 2:22).

«¡Huyan del pecado sexual!» (1 Corintios 6:18).

«[…] así que huye de todas esas maldades» (1 Timoteo 6:11).

La orden clara que se repite en los pasajes es «HUIR» y nos da la imagen de ¡dar la vuelta y salir corriendo! Pero ¿por qué el mandato no es de quedarnos y luchar, como leemos en Efesios 6:10-18? ¿Acaso no estamos en una guerra espiritual? ¿No somos guerreros valientes? La respuesta es que necesitamos entender la naturaleza de ciertos pecados.


HAY PECADOS DOMINANTES:

Existen ciertos pecados que son «dominantes», es decir que toman control de todo el ser. Algunos son: la pornografía y otros pecados sexuales, las drogas, el alcohol, el juego y, a veces, el enojo y los celos. Debido a esta característica insidiosa del pecado, encontramos los mandatos de «HUIR», «ALEJARNOS», «QUEDARNOS LEJOS» y «NO PASAR POR ALLÍ».

Los pecados dominantes nunca se encuentran solos, no suceden en un vacío; sino que siempre están vinculados a otros pecados. Por ejemplo, antes de que una persona cometa un pecado sexual, lo hace en la mente numerosas veces y durante un tiempo extendido. La Biblia lo llama «lujuria» o «codicia sexual». Antes de que una persona cometa adulterio, se compromete a llevar una doble vida y ser mentiroso (“Tuve que trabajar hasta tarde”; “Un compañero de trabajo usó mi teléfono, por eso los mensajes de texto y las fotos  ”Es solo un amigo”; etc.).

Acerca del pecado sexual, Pablo nos explica:

«[…] Ningún otro pecado afecta tanto el cuerpo como éste, porque la inmoralidad sexual es un pecado contra el propio cuerpo» (1 Corintios 6:18).

Todo pecado comienza en el ser interior, en el corazón y en la mente. Jesús dice:

«Pues de adentro, del corazón de la persona, salen los malos pensamientos, la inmoralidad sexual, el robo, el asesinato, el adulterio, la avaricia, la perversidad, el engaño, los deseos sensuales, la envidia, la calumnia, el orgullo y la necedad. Todas esas vilezas provienen de adentro; esas son las que los contaminan» (Marcos 7:21-23).

Sabiendo bien ese problema del ser humano, el libro de Proverbios advierte:

«Sobre todas las cosas cuida tu corazón, porque éste determina el rumbo de tu vida» (Proverbios 4:23).


EL PECADO SEXUAL ES PLACENTERO:

Otro motivo por el cual que debemos «HUIR» es que el pecado sexual bien puede ser placentero. Tomen nota de lo que dice el libro de Hebreos: «[Moisés] Prefirió ser maltratado con el pueblo de YHWH a disfrutar de los placeres momentáneos del pecado» (Hebreos 11:25). Dios hizo que el sexo fuera deleitable, pero dentro de los votos matrimoniales.

Siguen haciendo eco en mi mente las palabras de una chica cristiana soltera pero embarazada: «¿Cómo puede algo tan bello ser tan malo?». Hoy por hoy, está divorciada y es madre soltera.


EL DESEO SEXUAL ES MUY FUERTE:

Hablemos con claridad, el deseo sexual es fuerte y, si lo alimentamos, ese deseo puede llegar a controlarnos. Semana tras semana se escuchan de los labios de jóvenes (y no tan jóvenes) que la tentación «puede más que yo». YHWH explica el poder del pecado cuando le habla a Caín:

«[…] El pecado está a la puerta, al acecho y ansioso por controlarte; pero tú debes dominarlo y ser su amo» (Génesis 4:7).

La forma en que uno «domina» el pecado sexual es no estimularlo ni alimentarlo, andar en el poder del Ruaj HaKodesh (Espíritu Santo) y huir de la tentación.


EL SER HUMANO ES «SEDUCIBLE»

En cuarto lugar, debemos oír por qué somos capaces de ser seducidos. Aprendamos de los muchos consejos prácticos del libro de Proverbios. Prestemos atención especial a las palabras en mayúsculas.

«Pues los LABIOS de una mujer inmoral son tan DULCES como la MIEL y su BOCA es más SUAVE que el ACEITE» (Proverbios 5:3). 

«[La corrección y la disciplina] te protegerán de la mujer inmoral, de la LENGUA SUAVE de la mujer promiscua. No codicies su belleza; no dejes que SUS MIRADAS COQUETAS TE SEDUZCAN» (Proverbios 6:24-25).

Estos dos pasajes presentan el poder de la lengua y se refieren a los piropos y las adulaciones de una mujer seductora expresados hacia un hombre «seducible», es decir a alguien que pasa por un momento de necesidad sentimental. La persona se siente sola o piensa que su cónyuge no lo entiende o quizá sufrió un desengaño y, como resultado, es presa fácil para una seducción.

¡Ojo! La mujer es también vulnerable, en especial por lo que oye o lo que lee. Ella tiene una imaginación fértil y no hay nada mejor que una novela romántica para estimular dicha imaginación.

EL HOMBRE ES ESPECIALMENTE ESTIMULADO POR LO QUE VE, por eso la pornografía es una trampa a la espera de su presa. Nota que Proverbios 6:25 también menciona la belleza, lo que dejamos entrar por los ojos.

Finalmente el pasaje menciona las miradas coquetas, es decir el lenguaje corporal de la seductora. Hay sitios en Internet que se dedican al lenguaje corporal y cómo emplearlo para seducir a otra persona. ¿Por qué? Porque el lenguaje corporal comunica.

Cuando uno junta los tres ingredientes —las adulaciones, la belleza y el lenguaje corporal— es fácil entender por qué el ser humano es capaz de ser seducido.

Lea los primeros siete capítulos del libro de Proverbios. No tenemos el espacio suficiente para reproducir los siete capítulos pero vale la pena citar al menos lo siguiente:

«Mientras estaba junto a la ventana de mi casa, mirando a través de la cortina, vi a unos muchachos ingenuos; a uno en particular que le faltaba sentido común. Cruzaba la calle cercana a la casa de una mujer inmoral y se paseaba frente a su casa. Era la hora de anochecer, mientras caía la densa oscuridad. La mujer se le acercó, vestida de manera seductora y con corazón astuto. Era rebelde y descarada, de esas que nunca están conformes con quedarse en casa. Suele frecuentar las calles y los mercados, ofreciéndose en cada esquina. Lo rodeó con sus brazos y lo besó, y mirándolo con descaro le dijo: “Acabo de hacer mis ofrendas de paz y de cumplir mis votos. [Es notable que ella sea religiosa. Estas cosas no pasan solamente en un contexto pagano]. ¡Tú eres precisamente al que estaba buscando! ¡Salí a encontrarte y aquí estás! Mi cama está tendida con hermosas colchas, con coloridas sábanas de lino egipcio. La he perfumado con mirra, áloes y canela. Ven, bebamos sin medida la copa del amor hasta el amanecer. Disfrutemos de nuestras caricias, ahora que mi esposo no está en casa. Se fue de viaje por mucho tiempo. Se llevó la cartera llena de dinero y no regresará hasta fin de mes”. »
Y así lo sedujo con sus dulces palabras y lo engatusó con sus halagos. Él la siguió de inmediato, como un buey que va al matadero. Era como un ciervo que cayó en la trampa, en espera de la flecha que le atravesaría el corazón. Era como un ave que vuela directo a la red, sin saber que le costará la vida» (Proverbios 7:6-23).


LA TENTACIÓN ES CASI OMNIPRESENTE:


Hoy en día la tentación sexual es casi omnipresente, es decir está en todas partes. Cuando yo era joven, en la TV ni los casados dormían en la misma cama, no había Internet, no había números telefónicos a los que llamar y hablar de sexo (un amigo mío perdió su matrimonio debido a esos números); tampoco había películas aptas solo para mayores.
¿Cuál es la respuesta? ¿Cómo podemos vivir en este mundo y mantenernos puros en cuerpo y mente? 


Una propuesta es el aislamiento. Pero no es esa la voluntad de Dios para los creyentes, pues Pablo dice: «Cuando les escribí anteriormente, les dije que no se relacionaran con personas que se entregan al pecado sexual; pero no me refería a los incrédulos que se entregan al pecado sexual o son avaros o estafadores o rinden culto a ídolos. Uno tendría que salir de este mundo para evitar gente como esa. Lo que quise decir es: NO SE RELACIONEN CON NINGUNO QUE AFIRMA SER CREYENTE Y AUN ASÍ SE ENTREGA AL PECADO SEXUAL O ES AVARO O RINDE CULTO A ÍDOLOS O INSULTA O ES BORRACHO O ESTAFADOR. NI SIQUIERA COMAN CON ESA GENTE» (1 Corintios 5:9-11).

PARA LLEVAR UNA VIDA PURA Y MANTENER LA PUREZA TENEMOS QUE: 

1. Mirar el mundo con los ojos de Dios.-
Tenemos solo dos opciones, evaluar todo a través de los ojos de Dios o adoptar la óptica del mundo. Una definición de la sabiduría es: Mirar o enfocar la vida con los ojos de Dios. El contraste entre las dos opciones se encuentra en 1 Juan 2:15-17: «No amen a este mundo ni las cosas que les ofrece porque cuando aman al mundo, no tienen el amor del Padre en ustedes. Pues el mundo sólo ofrece un intenso deseo por el placer físico, un deseo insaciable por todo lo que vemos y el orgullo de nuestros logros y posesiones. Nada de eso proviene del Padre, sino que viene del mundo; y este mundo se acaba junto con todo lo que la gente tanto desea; pero el que hace lo que a Dios le agrada vivirá para siempre».

No queremos que el mundo dicte cómo hemos de llevar nuestra vida, sino que nuestros deseos sigan lo que dice Dios. Por lo tanto, el primer paso para no apartarse de una vida pura es mirar la vida con los ojos de Dios.

Hace tiempo, durante una conferencia, un pastor de jóvenes me dijo: «Yo podría tener tantas mujeres como quisiera». Dio a entender que no las tiene porque es cristiano. Sin embargo, hay una gran falla en su cosmovisión. El cristiano ve la vida con los ojos de Dios, entiende los beneficios de la pureza y ni piensa en tener «tantas mujeres como quisiera».


«¿Cómo puede alguien mantenerse puro? OBEDECIENDO LA PALABRA DE DIOS» (Salmo 119:9).

martes, 10 de enero de 2017

NUMEROLOGÍA BÍBLICA


¿Quién puede negar que el 40 sea significativo? Jesús estuvo en el desierto por 40 días y los Israelitas vagaron en el desierto por 40 años. Si el análisis del patrón de estos números es exacto está todavía en discusión. Les presento a Ustedes la siguiente información condensada del libro “Números en la Escritura” de Bullinger.
 
Una de las características interesantes del Hebreo y del Griego es que en ambos idiomas escritos no existen caracteres numéricos. En nuestros idiomas tenemos números y letras, pero estos idiomas tienen sólo letras. De manera que en cada uno de estos, las letras también son usadas como números. En menor escala, en el idioma Inglés y Español, hay algo parecido. Por ejemplo, “0” es un cero o una letra del alfabeto. Cuando se usa, el contexto nos dice si es un cero o una letra y no tenemos problemas en entenderlo. Lo mismo sucede en el idioma Hebreo y Griego. Ellos sabían cuando estaban escribiendo números y cuando letras.
Pero lo interesante es que cuando una palabra es escrita, esta también tiene un número equivalente. Por ejemplo, la palabra “Jesús” en Griego es “iasous.” Debido a que cada letra tiene un número equivalente, podemos agregar cada número y obtener un valor. El valor es conocido como “gamatría.” Por lo tanto, la gamatría de “Jesús” en el Griego es 888 debido a que “i” es igual a 10, “a” es igual a 8, “s” es 200, “o” es 70 y “u” es igual a 200. Existen muchos “juegos” interesantes que pueden ser llevados a cabo con esta característica del Griego y del Hebreo, pero mucho de esto es absurdo. Sin embargo, es importante anotar que algunas de las relaciones numéricas son interesantes.
 
Si los números tienen o no relevancia está todavía en debate en muchos círculos. Aún así, les presento la siguiente información para que sea examinada por Ustedes.



1:

EL NÚMERO DE LA UNIDAD: El Padre. Deuteronomio 6:4: “¡Escucha, Yisra'el! YAHWEH nuestro Elohim, YAHWEH uno es”; Efesios 4:5: “un Señor, una fe, un bautismo,”

2:

EL NÚMERO DE LA DIVISIÓN: El Hijo, quien tuvo dos naturalezas: la humana y la divina. Hay 2 Testamentos: el Antiguo y el Nuevo. El ser humano es masculino y femenino. Ro 9 habla de dos vasijas: una para uso honorable y la otra para uso deshonroso. Dos clases de personas: Las Ovejas y las Cabras. Hay dos tipos de época, esta época y la que ha de venir: Mateo 12:3213:39, 40,49Marcos 10:30.

3:

EL NÚMERO DE LA DIVINA PERFECCIÓN: La Trinidad consiste del Padre, del Hijo, y del Espíritu Santo (Un solo DIOS). Hay tres cualidades en el universo: Tiempo, espacio y Materia. Para existir todas tres son requeridas, excepto para YHWH. Cada cualidad consiste de tres elementos. Por lo tanto, vivimos en una trinidad de trinidades.
 


- En las tres cualidades del universo se incluyen: 
 

 

El Tiempo es uno pero tres:

  El Espacio es uno   pero tres:

  La Materia es una   pero tres:
 

 

Pasado
Presente
Futuro

  Alto
  Ancho
  Profundidad

  Sólido
  Líquido
  Gas
 

 

Vivimos en una Trinidad de Trinidades: Romanos 1:20 dice: “Porque las cosas invisibles de él, su eterno poder y deidad, se hacen claramente visibles desde la creación del mundo, siendo entendidas por medio de las cosas hechas, de modo que no tienen excusa.”
 

El ser humano es tricótomo, por lo tanto, está creado con tres partes:
 

 

Cuerpo

Alma

Espíritu
 

Las habilidades humanas son tres:
 

 

Pensamiento

Palabra

Obra
 

 

 

 

 
 

Los atributos divinos están triplicados:
 

Dios es:

Omnisciente
Omnipresente
Omnipotente

Amor
Luz
Espíritu

Santo
Recto
Justo
 

 

 

 

 
 

Tres dan testimonio (1ª Juan 5:8):
 

 

Espíritu

Agua

Sangre
 

 

 

 

 
 

Cristo es tres veces Pastor:
 

 

El Buen Pastor (Juan 10:14-15): hablando de Su muerte
El Gran Pastor (Hebreos 13:20): hablando de Su resurrección
El Príncipe Pastor (1ª Pedro 5:4): hablando de Su gloria
 

 

 

 

 
 

Las Tres apariciones de Cristo:
 

Pasado:
Presente:
Futuro:

Se presentó una vez para siempre para quitar el pecado (Hebreos 9:26)
Se presenta ahora ante Dios (Hebreos 9:24)
Aparecerá para aquellos que lo esperan (Hebreos 9:28)
 

 

 

 

 
 

El Padre habló de los Cielos tres veces:
 

 

Mateo 3:17: “Y hubo una voz de los cielos, que decía: ‘Este es mi Hijo amado, en quien tengo complacencia.’”
Mateo 17:5: “Mientras él aún hablaba, una nube de luz los cubrió; y he aquí una voz desde la nube, que decía: ‘Este es mi Hijo amado, en quien tengo complacencia; a él oíd.’”
Juan 12:28: “Padre, glorifica tu nombre. Entonces vino una voz del cielo: ‘Lo he glorificado, y lo glorificaré otra vez.’”
 

 

 

 

 
 

Tanto el Tabernáculo y el Templo consistían de tres partes:
 

 

El Atrio

El Lugar Santo

El Lugar Santísimo
 

Con relación al Tabernáculo
 

 

El Lugar Santísimo era un cubo (10 pies x 10 pies x 10 pies)
 

Con relación al Templo:
 

 

El Lugar Santísimo era un cubo (20 pies x 20 pies x 20 pies)
 
 
 

 

 
 

4:

EL NÚMERO DE LA CREACIÓN: Norte, Sur, Este, Oeste (4); 4 Estaciones. El Cuarto mandamiento es el primero que se refiere a la tierra. La Cuarta cláusula de la Oración del Señor es la primera que menciona la tierra. Los materiales del tabernáculo fueron cuatro así como también las cubiertas y las ornamentaciones.

5:

EL NÚMERO DE LA GRACIA: Redención. David recogió 5 piedras lisas para pelear contra Goliat (1 S 17:40). El Aceite Santo de la Unción era puro y estaba compuesto de 5 partes (Ex 30:23-25).

6:

EL NÚMERO DEL HOMBRE: El Hombre fue creado en el sexto día. El hombre trabaja solamente 6 días. La serpiente fue creada en el sexto día. El sexto mandamiento es: “No matarás.” Seis palabras son usadas para hombre: Adán, ish, Enosh, gehver, anthropos, anar. También, 6 x 6 = 36. 36 + 35 + 34 + 33 + 32… 5 + 4 + 3 + 2 + 1 = 666. 666 es el número del anticristo. Esto significa que al nombre del anticristo en Griego se le agrega hasta 666. Esta es una farsa de la Trinidad.

7:

EL NÚMERO DE LA PERFECCIÓN ESPIRITUAL: Siete días tiene una semana. Siete colores en la gama de colores. Siete de los 10 mandamientos empiezan con la negación “no”. Hay 7 sellos, 7 trompetas, 7 parábolas en Mateo, y 7 promesas a las iglesias. Hay 7 “eternos” en Hebreos que son: Un sacerdote para siempre (1:6); Salvación eterna (1:9); Juicio eterno (6:2); Redención eterna (9:12); espíritu eterno (9:14); herencia eterna (9:15); y pacto eterno (13:20). Jesús dijo 7 cosas en la cruz:
1) Lucas 23:34: “Y Jesús decía: ‘Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen…”; 2) Lucas 23:43: “Entonces Jesús le dijo: ‘De cierto te digo que hoy estarás conmigo en el paraíso.’”; 3) Mateo 27:46: “Cerca de la hora novena, Jesús clamó a gran voz, diciendo: ‘Elí, Elí, ¿lama sabactani?’ Esto es: ‘Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has desamparado.’”; 4) Juan 19:26: “Cuando vio Jesús a su madre, y al discípulo a quien él amaba, que estaba presente, dijo a su madre: ‘Mujer, he ahí a tu hijo.’”; 5) Juan 19:28: “Después de esto, sabiendo Jesús que ya todo estaba consumado, dijo, para que la Escritura se cumpliese: ‘Tengo sed.’”; 6) Juan 19:30: “Cuando Jesús hubo tomado el vinagre, dijo: ‘Consumado es.’ Y habiendo inclinado la cabeza, entregó el espíritu.”; 7) Lucas 23:46: “Entonces Jesús, clamando a gran voz, dijo: ‘Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu.’ Y habiendo dicho esto, expiró.” “Aleluya” ocurre 28 veces o 4 x 7. "Hosanna" ocurre 7 veces. "Leche" ocurre 49 veces o 7 x 7. "Abadón" ocurre 7 veces. “Según el orden de Melquisedec” ocure 7 veces.

8:

EL NÚMERO DE NUEVOS PRINCIPIOS: 8 personas en el Arca (2 P 2:5); la circuncisión es al octavo día (Gn 17:12); Dios hizo 8 pactos con Abraham.

9:

EL NÚMERO DEL JUICIO: Hay 9 palabras Griegas que derivan de la raíz para la palabra juicio: dikay. Las siguientes palabras ocurren 9 veces en la Biblia: abussos (sin límites, el abismo); asebee (impío); aselgeia (lujuria, lascivia); y astrapee (una luz brillante). Los dones del Espíritu Santo son 9 en número (1 Co 12:8-10): palabra de sabiduría, palabra de conocimiento, fe, sanidad, milagros, profecía, discernimiento de espíritus, lenguas, e interpretación de lenguas

10:

EL NÚMERO DE LA DIVINA PERFECCIÓN: Hay 10 mandamientos (Éxodo 20); una décima parte de sus ganancias en el diezmo en la Tribu de Leví; hubo 10 plagas en Egipto (Ex 9:14ss); 10 x 10 formaban las basas del cimiento del Santuario (Ex 38:27); hay 10 “YO SOY” pronunciados por Jesús en Juan: 1) Yo Soy el Pan de Vida (6:35); 2) Yo soy el Pan de Vida que bajó de los cielos (6:41); 3) Yo soy el Pan Vivo (6:51); 4) Yo soy la Luz del mundo (8:12); 5) Yo soy el que doy testimonio de Mí Mismo (8:18); 6) Yo soy la Puerta de la ovejas (10:7,9); 7) Yo soy el Buen Pastor (10:14); 8) Yo soy la Resurrección y la Vida (14:6); 9) Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida (11:25); y 10) Yo soy el Vino Verdadero (15:1,5).

12:

EL NÚMERO PERFECTO DE GOBIERNO: Hubo 12 tribus de Israel; 12 Apóstoles, 12 cimientos de la Jerusalén celestial; 12 puertas; 12 perlas; 12 ángeles. Las medidas de la Nueva Jerusalén son 12,000 estadios, mientras que el muro de la ciudad 144 codos, o sea, 12x12. (Ap 21:16-17).
 

        40:

EL NÚMERO DE PRUEBA: Los Israelitas vagaron por el desierto 40 años (Dt. 8:2-5). Moisés estuvo en el monte por 40 días (Ex 24:18); los 40 días de Jonás y Nínive (Jon 3:4). Jesús estuvo en el desierto por 40 días y fue tentado (Mt 4:2).
 
 
42: DEL ANTICRISTO: Ap. 13: 5. Es la gematria de Ninrod.
294 o 42 x 7 = 294

 
50: PENTECOSTÉS O LIBERACIÓN: Lv. 25: 8. Es lo que viene después de la consumación del tiempo.

 
60: DE LA COMISIÓN O LA REUNIÓN DE LOS SABIOS: Lc. 10: 1.

 
100: DEL REBAÑO: Lc. 15: 4.

 
120: DE LOS QUE REGRESAN O COMIENZAN:
 
Los que regresaron de Babilonia fueron 120x 353 = 42, 360.
Los que salieron de Egipto fueron 120 x 5000 600. 000.
Los sellados de entre las naciones son 120x 1200 = 144. 000.
Lo que comenzaron la Iglesia fueron 120.
 

 153: En Juan 21:11 y después de la resurrección los discípulos pescaron 153 pescados. La palabra en Griego es “ixthus” la cual tiene un equivalente numérico de 1224, o de 8 x 153. Recuerde: Jesucristo es 888. 153 personas recibieron una bendición de Jesús en el cuarto evangelio (sin contar los 5000 y otros ejemplos como éste).
 
200: DE LO INSUFICIENTE: Jn. 6: 7.
Los 200 siclos de ACAN fueron insuficientes para librarlo del pecado.
Los 200 siclos que pesaba la cabellera de Absalon no fueron suficientes
para salvarlo.
Los 200 siclos del precio por la imagen de Micaza nos muestra la
insuficiencia de la religión.
Los 200 cantores de Esdras fueron insuficientes para producir “la paz con
Dios”
Los 200 denarios que; Pedro proponía eran insuficientes para el alimento de
los cinco mil.
 
390: DE ISRAEL: Ez. 4: 5.
 
666: DELA INPERFECCIÓN: Ap. 13: 17 - 18. Es el numero de un nombre, seguramente cuando se conozca el nombre del anticristo su gema tría será el numero 666.
Los tres hombres que se declaran en la escritura como enemigos de Dios
· Goliat. Su estatura de 6 codos, su armadura de seis piezas, el peso de
la punta de su lanza era de 600 siclos de hierro.
· Nabucodonosor. Su estatua de 60 codos alto y 6 de ancho, y se debía
 adorar al sonar 6 instrumentos musicales.
· El anticristo. Cuyo número es. 666.
 En el primero el seis conectado con el poder carnal.
En el segundo dos seis conectados con la soberbia del domino absoluto.
En el tercero tres seis conectados con la soberbia satánica.
Podemos hacer un ejercicio con el cuadrado de seis que es: 36, 6º 6x6. y la
suma de todos los números del 1 al 36 es igual a 666, así.
1+2+3+4+5+6+7+8+9+10+11+12+13+14+15+16+17+18+19+20+21+22+23+24+25+
26+27+28+29+30+31+32+33+34+35+36 = 666.
Son muchos más los números con un rico significado Bíblico; con los
analizados creo que se haya despertado el deseo en alguien, de profundizar
n el tema, ya que no esta dicha la ultima palabra.